5 diferencias entre las Biblias Católicas y las Protestantes

La Sagrada Biblia es el libro más importante para todo seguidor de Jesucristo, pero no todas las Biblias son iguales. Hay grandes diferencias entre una Biblia católica y una biblia protestante. Aquí te mencionamos 5 de las más importantes.

1) Número de libros

La Biblia católica está compuesta por 73 libros, mientras que una Biblia protestante solo contiene 66 libros de las Sagradas Escrituras. Esto se debe a que las Biblias protestantes omiten 7 libros del antiguo testamento (Tobías, Judit, Sabiduría, Eclesiástico o Sirácides, Baruc, I de Macabeos y II de Macabeos) llamados deuterocanónicos.

Los libros deuterocanónicos fueron muy usados por la Iglesia Primitiva, sin embargo eran rechazados por los judíos de la época. Cuando Martín Lutero inició la reforma protestante decidió rechazar no solo muchas de las doctrinas católicas sino también aquellos siete libros.

2) Autorización Eclesiástica

La Biblias católicas suelen ser revisadas antes de ser publicadas. Por eso en sus primeras páginas encontrarás un sello o una firma que certifica que tiene la aprobación de la Iglesia Católica mediante un «imprimatur» o «nihil obstat».

Imprimatur es una expresión en latín que significa «imprímase» por la cual se autoriza su impresión y distribución a los fieles católicos. Nihil Obstat significa «nada se opone»; esto quiere decir que luego de una profunda revisión la Iglesia Católica deja constancia que tanto en la traducción como en los comentarios de la Biblia no hay ninguna doctrina opuesta al magisterio de la Iglesia.

Las Biblias protestantes carecen de imprimatur y nihil obstat.

3) Traducciones confusas

La mayoría de Biblias católicas tienen traducciones bastante buenas que tratan de ser respetuosas del idioma original en que fueron escritas. En cambio, en algunas Biblias protestantes se sacrifica esa fidelidad para hacer más compatible con sus doctrinas.

Por ejemplo, las Biblias protestantes traducen «Kejaritomene» de Lucas 1, 28 como «muy favorecida», en cambio las biblias católicas traducen «llena de gracia».

4) El nombre de Dios

Las Biblias protestantes traducen el nombre de Dios como «Jehová», mientras que las Biblias católicas lo traducen como «Yahveh». Por su parte, la biblia de los Testigos de Jehová va incluso más allá introduciendo la palabra «Jehová» en distintas partes del Nuevo Testamento pese a que en aquella época el nombre de Dios ya no era pronunciado.

5) Comentarios al pie de página

La Biblias protestantes suelen tener comentarios al pie de página muy variados y muchas veces contradictorios de versión a versión. En cambio, las Biblias Católicas en su gran mayoría tienen comentarios similares ya que toman como referencia al mismo magisterio de la Iglesia.

Algunas Biblias Católicas incluso vienen comentadas por santos. Este es el caso de la Biblia de Navarra que posee comentarios de San Josemaría Escrivá de Balaguer.