Critican a político anticatólico por prohibir comuniones y confirmaciones

El activista pro lgbt y viceprimer ministro de Irlanda, Leo Varadkar, viene recibiendo duras críticas tras su decisión de prohibir las realización de primeras comuniones y confirmaciones en buena parte del territorio. Dicha decisión ha sido interpretada como uno más de sus habituales desplantes a la Iglesia Católica.

A pesar de que el gobierno irlandés había anunciado que a partir del 5 de julio se podrían celebrar estas ceremonias religiosas, Varadkar informó recientemente en una rueda de prensa, y de forma despectiva, que tanto las confirmaciones como comuniones «oh, se quedan fuera».

Mons. Eamon Martin, arzobispo de Armagh y presidente de la Conferencia Episcopal de Irlanda, declaró encontrarse «extremadamente contrariado» por la actitud de Varadkar quien tomó la decisión sin comunicárselo oficialmente a la Iglesia Católica ni buscar alguna forma de cooperación que hiciera posible el retorno de estos sacramentos con todas las medidas de bioseguridad.

No es la primera vez que Leo Varadkar es criticado por su pública actitud anticatólica. Además de su abierto activismo homosexual y proaborto, el 2018 criticó fuertemente a la Iglesia Católica durante la visita del Papa Francisco a su país. En aquella ocasión también declaró que se encargaría de implantar el aborto en los 20 hospitales católicos de su país.