Declaración de la Fraternidad Sacerdotal de San Pedro sobre Traditionis Custodes

Luego de la publicación del motu proprio del Papa Francisco, Traditionis Custodes, en el que se restringe el acceso de los fieles y sacerdotes católicos a la Santa Misa Tradicional, La Fraternidad Sacerdotal de San Pedro emitió la siguiente declaración:

Declaración sobre Traditionis Custodes

Con la publicación del último motu proprio del Papa Francisco, Traditionis Custodes, que ha impuesto nuevas restricciones a la Forma Extraordinaria del Rito Romano, muchos de nosotros estamos desanimados y ansiosos. En este punto, es demasiado pronto para decir cuáles serán todas las implicaciones para la Fraternidad Sacerdotal de San Pedro, pero les aseguramos que seguimos comprometidos en servir a los fieles que asisten a nuestros apostolados de acuerdo con nuestras Constituciones y carisma como lo hemos hecho desde nuestra fundación.

Debemos esforzarnos por ver esta Cruz como un medio de nuestra santificación y recordar que Dios nunca abandonará Su Iglesia. Nuestro Señor mismo nos promete las gracias necesarias para llevar nuestras Cruces con fuerza y ​​coraje. Sin embargo, no debemos dejar de hacer nuestra parte como fieles católicos; recemos y ofrezcamos sacrificios en nuestra vida diaria, y confiemos en la intercesión de Nuestra Señora, San José, y de nuestro Patrón, San Pedro.

Sobre la Fraternidad Sacerdotal de San Pedro

La Fraternidad Sacerdotal de San Pedro es una Sociedad de Vida Apostólica en plena comunión con la Iglesia Católica y con la aprobación de San Juan Pablo II fundada en 1988 cuyo carisma es doble:

  • La formación y santificación del sacerdote en el cuadro de la liturgia tradicional de rito Romano. Esto es, mediante el uso de los libros litúrgicos en vigor antes de las reformas del Concilio Vaticano II.
  • La acción pastoral de los sacerdotes al servicio de la Iglesia mediante la predicación del Evangelio, el catecismo, la educación de los jóvenes, la organización de peregrinajes y de ejercicios espirituales.

En la actualidad esta fraternidad cuenta con más de 300 sacerdotes sirviendo en 146 diócesis alrededor del mundo.