Desmintiendo los “argumentos católicos a favor del aborto” de Las Igualadas

“Las Igualadas” es un canal de YouTube que se describe a sí mismo como “un canal creado para discutir con tranquilidad temas de género” en el que recientemente subieron n video titulado “Argumentos católicos y cristianos a favor del aborto”. Como era previsible, todo el video está lleno de inexactitudes, así que en este artículo expondremos algunos del ellos.

Este es el video que vamos a desmentir:

Hay católicos a favor del aborto

El video comienza explicando de hay cada vez más católicos a favor de la despenalización del aborto con argumentos de peso desde la fe. Incluso llegan a afirmar que para la realización de ese video contaron con la ayuda de sacerdotes, monjas, creyentes y de la organización “Católicas por el derecho a decidir (CDD)”.

Respuesta: “Católicas por el derecho a decidir” es una organización que no tiene ninguna relación directa ni indirecta con la Iglesia Católica. Nunca nadie las ha visto en algún grupo parroquial, misa, evento católico ni nada relacionado con la fe. CDD es tan solo una ONG que usurpa el nombre de la Iglesia como una buena técnica de marketing para confundir a católicos desinformamos.

Por otro lado, es curioso que en el video digan contar con la ayuda de sacerdotes y monjas y no se atrevan a dar sus nombres o al menos a decir de qué congregación provienen. Esto llama bastante la atención, sobretodo tomando en cuenta que “Católicas por el Derecho a Decidir” tiene la costumbre de contar con falsos sacerdotes en sus eventos.

Dios se pone en el zapato de las mujeres

“Las Igualadas” dicen que en una parábola Jesús afirma “les aseguro que los publicanos y las prostitutas llegan antes que ustedes al reino de Dios” y que por lo tanto para Jesús aquellos que están excluidos del ideal religioso o los que están alejados de la doctrina pueden estar más cerca de él que los consagrados.

Respuesta: Aquellas palabras de Jesús no tienen nada que ver con una validación del aborto, pero las traen tan solo para insinuar que Jesús no juzgaría a una mujer que aborta y que ella estaría más cerca del cielo que los que condenan tal práctica. Las Igualadas parecen olvidar que Jesús también le dijo a una prostituta “vete y no peques más”. Jesús desea que el pecador reconozca que está obrando mal y que se arrepienta. A la prostituta nunca le dijo “está bien que te acuestes por dinero”. A la mujer que aborta tampoco le diría “está bien que acabes con la vida de tu hijo”.

La Biblia no condena a la mujer que aborta

Las Igualadas recuerdan estos pasajes bíblicos:

“Si algunos riñeren, e hirieren a mujer embarazada, y ésta abortare, pero sin haber muerte de la mujer, serán penados conforme a lo que les impusiere el marido de la mujer y juzgaren los jueces. Mas si hubiere muerte de la mujer, entonces pagarás vida por vida”. Éxodo 21, 22-23.

De esta lectura concluyen que la vida de la mujer era más valiosa que la vida del niño en su vientre porque su muerte implicaba un castigo mayor.

Respuesta: Lamentablemente para Las Igualadas, ellas toman ese texto de una mala traducción de la Biblia (probablemente de la Reina-Valera). La palabra hebrea para abortar es shakal, la cual aparece en Éxodo 23,26 u Oseas 9,14, pero no aparece en el pasaje de Éxodo 21,22, donde la palabra vertida como abortar no es shakal sino yatsa, que significa salir.

Una buena traducción, y con un sentido totalmente diferente, sería la de la Biblia Católica Nácar Colunga:

“Si en riña de hombres golpeare uno a una mujer encinta, haciéndola parir, y el niño naciere sin más daño, será multado con la cantidad que el marido de la mujer pida y decidan los jueces; pero, si resultare algún daño, entonces dará vida por vida”.

Luego también mencionan el llamado ritual de la ordalía que aparece en el libro del Éxodo 5, 11-31. Este básicamente consistía en una técnica para saber si la mujer le había sido infiel a su esposo: Un sacerdote del templo le daba de beber agua con un poco de tierra y papel diluido a una mujer sospechosa de infidelidad. Si la mujer era culpable de infidelidad, recaía una maldición sobre su vientre.

Una vez más este pasaje no justifica el aborto. Era tan solo un método que persuadía a la mujer que se sabía culpable de infidelidad para que confesara su pecado. Algo similar al caso de Salomón que no tenía la intención de partir en dos a un recién nacido, sino que quería evidenciar a la falsa madre.

El quinto mandamiento tiene excepciones

En esta parte Las Igualadas afirman que el quinto mandamiento, no matarás, puede tener excepciones porque Dios mandó a matar en varias ocasiones. Además, una mujer no aborta “buscando hacer daño sino decidir por el mayor bien posible”.

Respuesta: Los casos en los que Dios mandó matar en la Biblia son muchos y cada uno de ellos tiene una explicación. Como no es el tema central de este post les invito a leerlo en este otro articulo. Por otro lado, ¿cómo puede ser un bien mayor acabar con la vida de un inocente?

El Papa se equivoca

El Papa Francisco comparó el aborto con lo que hace un sicario. Ante esto Las Igualadas responden que el Papa es un ser terrenal y que su opinión no necesariamente representa a todas las opiniones dentro de la Iglesia. Además, como el aborto no es un dogma y solo está regulado por el derecho canónico, este podría cambiar en el futuro.

Respuesta: Efectivamente el Papa es un ser humano que se puede equivocar en cuanto a su opinión. Sin embargo, el aborto no es un asunto opinable. Aquí la opinión del Papa, la opinión de todos los miembros de la iglesia o la opinión de un grupo reducido de ella pasan a último plano cuando lo que realmente importa es la voluntad de Dios. Y la voluntad de Dios siempre ha sido clara: no matarás, velar por los más indefensos, la dignidad del ser humano desde la concepción hasta la muerte natural.

No es imposición

El último y más desesperado argumento de Las Igualadas es que “el aborto no es imposición porque nadie te va a obligar a abortar” y que “la Iglesia Católica reconoce la agencia moral de las personas”.

Respuesta: Con lo de “agencia moral” quieren dar a entender que al final la Iglesia respeta tu decisión. Esa es una verdad a medias. La Iglesia respeta que tomes tus propias desiciones guiadas por tu conciencia, pero la Iglesia también está llamada a iluminar la conciencia de los fieles con la luz de la verdad de Cristo. Dios no quiere que vayas por el mundo caminando en medio de tinieblas.

Conclusión

Las Igualadas no aún dado ningún argumento de fe para justificar el aborto. Tan solo han dado una interpretación antojadiza y tramposa de las Escrituras. ¡Qué curioso! Esa fue la misma técnica que utilizó el demonio para tentar al Señor en el desierto. Es tu decisión si decides ser imitador de Cristo o si te dejas engañar por el maligno.