Encarcelan a padre de niña transgénero por llamarla «hija»

Robert Hoogland, el padre de una mujer biológica de 14 años que se identifica como transgénero y prefiere los pronombres masculinos, fue encontrado en desacato al tribunal y encarcelado el martes después de llamar repetidamente a su hijo su «hija», a pesar de que el tribunal lo prohibió, según a un informe del Post Millennial .

El Fiscal General de la Columbia Británica habría emitido una orden de arresto por desacato.

Hoogland se opone a que su hija adolescente se someta a procedimientos médicos relacionados con personas transgénero y ha expresado repetidamente su oposición con la esperanza de salvar a su hija de daños irreversibles.

Sin embargo, el sistema médico canadiense, el sistema legal y la madre de la niña han avanzado con la “transición social y médica” de la hija de Hoogland, agrega el informe.

En diciembre del año pasado, Hoogland recibió el mandato de la jueza de la Corte Suprema de Columbia Británica, Francesca Marzari, de cooperar en la “transición” del sexo de su hija, y se le dijo que no volviera a referirse a ella como mujer.

«Esto nunca podría suceder, dijeron aquellos que llamaron alarmista mi postura contra el proyecto de ley C16», reaccionó el profesor de psicología canadiense Jordan Peterson. “Leí la ley y vi que, por el contrario, era inevitable”.

Hoogland había descubierto previamente que la escuela de su hija le había estado mostrando materiales educativos sobre identidad sexual y de género conocidos como «SOGI 123», que el informe denominó «videos de propaganda» transgénero.

Para el séptimo grado, la escuela había cambiado el nombre de su hija en el anuario sin decírselo a sus padres, e «hizo la transición social» con el aporte del psicólogo ideólogo de género Wallace Wong, quien aconsejó a la adolescente que tomara testosterona.

El informe agrega que Wong remitió a la hija de Hoogland a la unidad de endocrinología del hospital local y que se puso en marcha un plan de «tratamiento» en su primera visita.

«Aquí estoy, sentado allí como padre, viendo cómo se destruye a un niño perfectamente sano, y no hay nada que pueda hacer más que sentarme al margen, y según el juez Boden en ese momento, anímelo», dijo Hoogland en una entrevista. el año pasado. «Solo puedo afirmarlo o ser encarcelado».