Fernando Casanova te da 3 claves para entender mejor la Biblia

El ex pastor evangélico y hoy converso al catolicismo, Fernando Casanova, ha compartido en su canal de Youtube un video con 3 claves para entender mejor las Sagradas Escrituras. Estos son los siguientes:

1) LA UNIDAD

Esto se refiere a la unidad total e integral entre el Antiguo y el Nuevo Testamento, y entre todas las partes de todos sus libros. Y esto siempre en clave cristológica, es decir una unidad entrelazada por la vida pasión y glorificación de nuestro Señor Jesucristo, el único mediador entre Dios y los hombres. O sea, que esta unidad integral de toda la Biblia tiene una implicación importante para poderla estudiar e interpretarla bien.

Con esto se evita caer en errores fruto de leer versículos aislados y descontextualizados de la Biblia.

2) LA INERRANCIA

Esto significa que la Santa Biblia no contiene errores en todo lo que atañe a nuestra salvación. Y por lo tanto, como no se equivoca, la Biblia contiene las verdades necesarias para nuestra salvación.

«Las verdades reveladas por Dios, que se contienen y manifiestan en la Sagrada Escritura, se consignaron por inspiración del Espíritu Santo. la santa Madre Iglesia, según la fe apostólica, tiene por santos y canónicos los libros enteros del Antiguo y Nuevo Testamento con todas sus partes, porque, escritos bajo la inspiración del Espíritu Santo, tienen a Dios como autor y como tales se le han entregado a la misma Iglesia» Dei Verbum 11. Pero esto supone que nos fijemos del criterio apostólico de autoridad establecido por el Señor para que no nos equivoquemos. Ese criterio lo tenemos hoy en el Magisterio de la Iglesia Católica.

3) LA SANTIDAD

Significa que procede de Dios. Él, que es santo, es su autor, y por tanto enseña una doctrina santa y nos conduce a la santidad.

Puedes ver el video de Fernando Casanova AQUÍ

CONCLUSIÓN

Dice Fernando Casanova «Hago un llamado a todos los predicadores católicos a que aprovisionen su proclamación con las sagradas Escrituras, en su justa perspectiva para que desde la fe correcta nos muevan a la fe correcta y completa».