«María no es corredentora», vuelve a afirmar el Papa Francisco

El Papa Francisco ha vuelto a afirmar que la Santísima Virgen María no es corredentora. Esta vez aseguró esto durante la audiencia general de hoy 24 de marzo del 2021 en la Biblioteca del Palacio Apostólico Vaticano.

En la catequesis de hoy el Santo Padre explicó que «Cristo es el Mediador, el puente que atravesamos para dirigirnos al Padre. Es el único Redentor: no hay co-redentores con Cristo«.

Sobre la llamada corredención de la Virgen María, el obispo de Roma recordó que nuestro Señor nos dio a María por madre poco antes de morir en la cruz. Sin embargo, hizo hincapié en que «la Virgen que, como Madre a la cual Jesús nos ha encomendado, envuelve a todos nosotros; pero como Madre, no como diosa, no como corredentora: como Madre«.

«Es verdad que la piedad cristiana siempre le da bonitos títulos, como un hijo a la madre: ¡cuántas cosas bonitas dice un hijo a la madre a la que quiere! Pero estemos atentos: las cosas bonitas que la Iglesia y a los Santos dicen de María no quita nada a la unicidad redentora de Cristo. Él es el único Redentor. Son expresiones de amor como un hijo a la madre – algunas veces exageradas. Pero el amor, nosotros lo sabemos, siempre nos hace hacer cosas exageradas, pero con amor», continuó el sucesor de San Pedro.

Esta es la segunda vez que el Papa Francisco niega públicamente la corredención de la Virgen María. El 12 de diciembre del 2019, día de Nuestra Señora de Guadalupe, el Papa dijo que «San Bernardo nos decía que cuando hablamos de María nunca es suficiente la alabanza, los títulos de alabanza, pero no tocaban para nada ese humilde discipulado de ella. Discípula. Fiel a su Maestro, que es su Hijo, el único Redentor, jamás quiso para sí tomar algo de su Hijo. Jamás se presentó como corredentora. No, discípula. […] Cuando nos vengan con historias de que había que declararla esto, o hacer este otro dogma o esto, no nos perdamos en tonteras: María es mujer, es Nuestra Señora, María es Madre de su Hijo y de la Santa Madre Iglesia jerárquica y María es mestiza, mujer de nuestros pueblos, pero que mestizó a Dios».