Obispo Anglicano se convierte al catolicismo para no «subirse al tren de la moda»

Uno de los obispos anglicanos más conocidos de Gran Bretaña se ha convertido al catolicismo después de acusar a la Iglesia de Inglaterra de «subirse al tren de la moda».

Michael Nazir-Ali, quien fue obispo de Rochester desde 1994 hasta 2009, afirmó que se convirtió a la fe católica «para pertenecer a una iglesia donde hay una enseñanza clara para los fieles».

El también hombre casado y padre de dos hijos podría ser ordenado sacerdote católico el próximo mes, habiendo dicho que estuvo considerando el cambio de religión «durante algunos años».

Nazir-Ali había acusado a la iglesia Anglicana de «subirse a todos los caprichos de la política de identidad, la corrección cultural y las mea culpas sobre el pasado imperial de Gran Bretaña».

El hombre de 72 años ahora se ha unido al Ordinariato Católico, creado en 2011 por el Papa Benedicto XVI para permitir que los anglicanos entren en la plena comunión de la Iglesia Católica.

El cambio de Nazir-Ali al catolicismo se produce pocas semanas después de que el obispo de Ebbsfleet Jonathan Goodall hiciera lo mismo. Según los informes, una fuente cercana a él dijo que el obispo Goodall también estaba descontento con la dirección de la iglesia.

En 2010, cinco obispos anglicanos se fueron debido a su descontento por la introducción de obispos mujeres.

La conversión del Dr. Nazir-Ali al catolicismo se considera la más significativa desde Graham Leonard, el ex obispo de Londres, que fue recibido en la Iglesia en 1994 después de rechazar la ordenación de mujeres sacerdotes.

Otras conversiones de alto perfil han incluido a la duquesa de Kent; el ex primer ministro Tony Blair y la ex ministra del gabinete conservador Anne Widdecombe.