Profanan histórica catedral católica con baile sensual para un videoclip musical

La emblemática Catedral de Toledo, Primada de España, ha sido profanada con la grabación de un baile sensual para el más reciente videoclip musical «Ateo» de los cantantes C Tangana y Nathy Peluso.

En la polémica grabación, que contó con el permiso del P. Juan Miguel Ferrer, Deán de la Catedral de Toledo, se observa a una pareja bailando provocativamente al interior de este histórico templo.

Ante la polémica desatada en redes sociales por este indignante hecho el Deán de la Catedral de Toledo emitió un comunicado en el que asegura que «el video utiliza un lenguaje provocador, pero no afecta la fe».

Además, resaltó el hecho de que el coro de la canción dice «yo era ateo, pero ahora creo, porque un milagro como tú ha tenido que bajar del cielo»; sin embargo, omite que en otra parte de la canción la cantante dice «somos un asunto de gravedad, tú despiertas ese diablo mío que me roba toda espiritualidad».

Sin embargo, el Arzobispo de Toledo, Mons. Francisco Cerro Chaves, publicó una nota de prensa aclarando que «desconocía absolutamente la existencia de este proyecto» y que «lamenta profundamente estos hechos y desaprueba las imágenes grabadas» en la Catedral de Toledo. También pidió perdón «a todos los fieles laicos, consagrados y sacerdotes, que se han sentido justamente heridos por este uso indebido de un lugar sagrado» y aseguró que se revisarán los procedimientos «para evitar que vuelva a suceder algo semejante».

Por su parte, el P. Francisco José Delgado, sacerdote de la Arquidiócesis de Toledo, contó en su cuenta de Twitter que “he notificado personalmente de la profanación a la Congregación del Culto Divino” y animó a todos los católicos «a que se movilicen para expresar la indignación oportuna a las autoridades competentes».

También el sacerdote Félix G-M Bartólome, miembro del cabildo de la Catedral de Toledo, manifestó su «gran indignación por el videoclip que ha sido grabado en el interior de la Catedral, que ofende gravemente a Dios y la dignidad del Templo Primado corazón de la Iglesia de Toledo y de España».

Muchos laicos católicos también se han sumado a la indignación por la profanación de la Catedral de Toledo calificándola como «auténtica blasfemia».