Sacerdote Jesuita cambia Credo por Manifiesto por la justicia racial

El sacerdote Kenneth J. Broller SJ cambió el texto del Credo por un manifiesto por la justicia racial en apoyo a los usó términos como “supremacía blanca”. Esto ocurrió durante la Santa Misa que celebró en la Iglesia jesuita San Francisco Javier en la ciudad de Nueva York. Además, pidió a los fieles asistentes que respondieran afirmativamente a cada una de las frases del manifiesto que ha ido calificado por muchos como “El Credo Black Lives Matter”.

https://www.youtube.com/watch?v=Cr1vefI0pAA

Este es el texto que reemplazó al Credo durante la Misa ofíciala por el sacerdote jesuita el domingo 30 de agosto:

“¿Afirmáis la justicia racial, la equidad y la compasión en las relaciones humanas? – Sí.

¿Afirmáis que los privilegios de los blancos son injustos y dañosos para quien los tiene y para quien no los tiene? – Sí.

¿Afirmáis que el privilegio blanco en la cultura de la supremacía bianca debe ser desmantelado donde esté presente? – Sí.

¿Apoyáis la equidad racial, la justicia y la liberación para cada persona? – Sí.

¿Afirmáis el valor y la dignidad intrínsecos de cada persona? – Sí.

Por tanto, y de hoy en adelante, ¿Os comprometeréis a comprender más profundamente la injusticia y el sufrimiento causados por el privilegio blanco y por la supremacía blanca? – Sí.

¿Os comprometéis a ayudar a transformar la cultura de nuestra Iglesia en el compromiso activo de buscar la justicia racial y la igualdad de todos? – Sí.

¿Haréis un gran esfuerzo en tratar a todas las personas con el mismo respeto que esperáis recibir? – Sí.

¿Os comprometéis a desarrollar la valentía de vivir vuestras creencias y valores de justicia e igualdad? – Sí.
¿Os esforzaréis por eliminar el prejuicio racial de vuestros pensamientos y acciones para que podáis promover mejor los esfuerzos de justicia racial de nuestra Iglesia? – Sí.
¿Renovaréis y honraréis diariamente este juramento, sabiendo que nuestra Iglesia y nuestra comunidad, nuestra nación y nuestro mundo serán mejores lugares por nuestro esfuerzos? – Sí.

Oremos: Te rogamos, oh Dios, completes en en nosotros la obra sanadora de tu misericordia, y perfecciónanos y asístenos benignamente, para que en todas las cosas podamos agradarte. Por Jesucristo Nuestro Señor. Amén”.