Se gradúa de ingeniero anunciando que quiere ser sacerdote

Un joven puertorriqueño sorprendió a sus amigos y familiares en sus redes sociales al aprovechar su graduación universitaria para anunciar su deseo de ser sacerdote.

Irving Aneudi Lazú Rosado se graduó como ingeniero de computadoras en el Recinto Universitario de Mayagüez en Puerto Rico, pero en los últimos años sentía el llamado del Señor a la vida sacerdotal.

Por eso aprovechó su graduación para publicar en sus redes sociales una imagen celebrando su logro profesional vestido con sotana y sosteniendo un birrete con la frase «Ya soy ingeniero. Ahora el Señor me espera».

Además, acompañó su foto con el mensaje «De Colegial a Seminarista» junto al pasaje bíblico «Ahora, así dice Yahveh tu creador […] No temas, que yo te he rescatado, te he llamado por tu nombre. Tú eres mío.» – Isaías 43,1.

Irving cuenta que la única que sospechaba de su deseo de ser sacerdote era su hermana. Ella fue la primera en enterarse oficialmente de la noticia y quien le ayudó a contárselo a sus padres quienes se alegraron mucho por el feliz anuncio.

En una entrevista para el diario de su universidad Irving declaró que al principio de la carrera no tenía pensado convertirse en sacerdote. Incluso cuenta que «nunca quise ser monaguillo». Sin embargo, durante el segundo año de su vida universitaria «empezaron a ocurrir ciertas coincidencias, que señalaban que yo debía entrar al seminario. Empecé a perseguir esa inquietud que tenía, y voy en esa ruta».

El joven ingeniero recuerda que durante aquel segundo año de universidad asistió a una Santa Misa y durante la consagración sus ojos se nublaron. «Sentí que mi vista se nubló, ya no pude seguir rechazando ese llamado y decido darle la oportunidad. Hasta me da escalofríos contarlo», confiesa emocionado. Luego de esta experiencia comenzó a asistir a talleres vocacionales y consiguió un director espiritual para iniciar un largo proceso de discernimiento.

Irving ya fue aceptado en el seminario de Naranjito, Puerto Rico y muy pronto comenzará su camino hacia el sacerdocio.