«Vacunarse es un acto de amor», afirma el Papa en videomensaje

El Papa Francisco ha publicado un videomensaje promoviendo la vacunación contra el coronavirus. El Santo Padre afirma que «vacunarse es un acto de amor» y que este pequeño gesto es capas de «transformar y mejorar la sociedad».

«Con espíritu fraterno, me uno a este mensaje de esperanza en un futuro más luminoso. Gracias a Dios y al trabajo de muchos, hoy tenemos vacunas para protegernos del Covid-19. Ellas traen esperanza para acabar con la pandemia, pero solo si están disponibles para todos y si colaboramos unos con otros», expresa el obispo de Roma en un video publicado en el canal de Youtube de Vatican News.

También menciona que «vacunarse, con vacunas autorizadas por las autoridades competentes, es un acto de amor, y ayuda a que la mayoría de la gente lo haga es un acto de amor. Amor a uno mismo, amor a los familiares y amigos, amor a todos los pueblos. El amor también es social y político, hay amor social y amor político, es universal, siempre desbordante de pequeños gestos de caridad personal capaces de transformar y mejorar la sociedad».

“Vacunarse es una forma simple pero profunda de promover el bien común y de cuidarnos unos de los otros, especialmente de los más vulnerables. Le pido a Dios para que cada uno pueda aportar su pequeño grano de arena, su pequeño gesto de amor. Por pequeño que sea, el amor siempre es grande. Aportar estos pequeños gestos para un futuro mejor”, concluye el Papa Francisco.

También se publicó una versión extendida de este videomensaje del Santo Padre en el que también participan algunos obispos de Estados Unidos y América Latina: Mons. José Gomez, Arzobispo de Los Ángeles y presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos; cardenal Carlos Aguiar-Retes, arzobispo de México; cardenal Andrés Rodríguez Maradiaga, arzobispo de Tegucigalpa (Honduras); cardenal Claudio Hummes, Prefecto Emérito de la Congregación para el Clero; Cardenal Gregorio Rosa Chávez, Obispo Auxiliar de San Salvador (El Salvador); y Mons. Miguel Cabrejos, Arzobispo de Trujillo (Perú) y presidente del CELAM.

En diciembre del 2020 aprobó la publicación de una nota de la Congregación para la doctrina de la Fe sobre “la moralidad del uso de algunas vacunas contra el COVID-19” en la que se explica que «la vacunación no es, por regla general, una obligación moral y que, por lo tanto, la vacunación debe ser voluntaria».